Consejos sobre muebles en Albacete

Separador de contenidos - imagen de apoyo

Consejos, trucos y curiosidades

Linea discontinua gris - separador
Muebles Hiloga, en esta sección, publica consejos sobre muebles para decorar su hogar, trucos para el buen mantenimiento de los muebles y curiosidades sobre los tipos de materiales utilizados en los muebles o los sistemas empleados en la fabricación.
 
Si desea saber más, llámenos o visite nuestras tiendas en Albacete.

Linea discontinua gris - separador

Tipos de tableros

Partículas (Aglomerado o conglomerado)
Polvo (Densidad media, DM o DMF)
 
Para no confundirnos utilizaremos una nomenclatura de aquí en adelante. A los tableros de partículas vamos a decirles CONGLOMERADOS, y a los tableros de polvo: DM.

¿Cuáles son las características fundamentales del conglomerado y el DM?

Antes de responder debemos saber que cada tipo de tablero tiene ciertas características, lo que le otorga su individualidad, y la más importantes son las siguientes: dureza, densidad y humedad.

DUREZA. La dureza, que está íntimamente relacionada con la densidad, es sinónimo de durabilidad, a más dureza mayor duración. El DM es más duro que el conglomerado. Y esto lo explicamos con el siguiente punto, la densidad.

DENSIDAD. Una forma de definir la densidad es por el número de partículas presentes en un espacio determinado. A mayor número de partículas por espacio, mayor será la densidad. El nombre DM (densidad media) ya nos da una pista importante. Por el tipo de materiales el DM tiene una mayor densidad que el conglomerado, que presenta una densidad más baja.

HUMEDAD. Hagamos un planteamiento: ¿donde es más fácil que entren las moléculas de agua, o de cualquier otro material, en una superficie muy compacta o poco compacta? Es lógico que en la superficie muy compacta las moléculas estén muy "apretadas" por lo que a cualquier molécula extraña le es más difícil pasar.
 
¿Para qué se usa el conglomerado y el DM?
 
El DM se presenta sobre todo en fondos, tapas, baldas, piezas rectas que pueden ir moldadas en los cantos. Nunca en piezas torneadas. Mientras que los conglomerados, revestidos de melamina, chapa de madera natural o PVC, se utilizan para cajones, repisas, puertas y cajas de módulos.
 
Mantenimiento y cuidados
 
Protectores ¿Resulta difícil el mantenimiento de este tipo de tableros? En absoluto. Hay que aclarar que sería muy difícil mantener estos tableros en buen estado si son sometidas al agua -lluvia-. La clave está en utilizar un buen esmalte. Es muy importante la aplicación en los cantos, por donde se pueden filtrar más fácilmente agentes nocivos. Es muy recomendable el uso de tapa poros y enseguida varias capas de algún barniz marino.
 
Termitas. Una recomendación especial, en cualquier material que contenga madera o derivados, es la prevención contra las termitas. ¿Cuál es la clave? Evitar la humedad. Porque, la termita predominante en España es la Reticulitermes lucifugus Rossi que requiere de mucha humedad. Aunque los tableros es muy difícil que tengan parásitos por sus propios tratamientos químicos.
 
¿Cómo se fabrican los tableros?
 
Tableros conglomerados: La madera es triturada hasta conseguir partículas que son visibles al ojo humano. Se unifican en moldes y mezclados con colas químicas, calor y presión se consiguen los tableros.
 
Tableros DM (Polvo): Si la trituración de la madera se continúa hasta conseguir polvo y se siguen prácticamente el mismo proceso que los tableros de aglomerado se obtiene el DM.

Tablero DM y detalle ampliado
Tablero de conglomerado en el que las partículas son visibles
A continuación os proporcionamos una tabla - que no es de partículas ni de polvo- muy didáctica, y que a primer golpe de vista os muestra principales características, usos, diferencias, etcétera entre el conglomerado y el DM.

CONGLOMERADO DM
Otros nombres Conglomerado o de partículas De polvo o DMF. De polvo porque está hecho de fibras tan finas que son casi polvo
Dureza Menos duro Más duro
Densidad Menos denso Más denso
Humedad Más sensible a la humedad Menos sensible a la humedad
Usos Sobre todo en mueblería: cajones, repisas, puertas Fundamentalmente para recubrir fondos
Cuidados Buen barniz y evitar agua Buen barniz y evitar agua
Ventajas Más barato que el DM Más resistente que el conglomerado
Desventajas Menos durabilidad Algo más caro que el conglomerado

Chapa de madera

¿Qué es la chapa de madera?

El concepto es muy fácil de entender: alma de aglomerado y exteriores de madera natural. Como su nombre indica, es un recubrimiento de madera natural para el alma del mueble, que por lo general es de tableros de densidad media o de aglomerado.
 
¿Cuál es el secreto de la chapa?
 
Si la madera que recubrirá el mueble es bien tratada y el pegado es correcto, que casi siempre sucede, entonces la principal preocupación es ESTÉTICA. En este artículo nos enfocaremos sobre todo en esa parte, sin descuidar, los detalles técnicos del chapado.
 
Características
 
Económico: La fina capa exterior que constituye el chapado es tan delgada como 0,6 mm. Esto representa un ahorro de madera que es muy considerable, y sobre todo en estos tiempos de tala indiscriminada de árboles. El tronco de madera se puede aprovechar hasta 40 veces más si la comparamos con un tablero de madera maciza de 25 mm.
 
Calidad: La calidad de los chapados está determinada, en primera instancia, por el tipo de madera que se utilice así como el tratamiento de la misma.
 
Ventajas: La misma estética de la madera natural a menor precio. Tantos estilos como tipos de madera se utilice para hacer el chapado. Mínimos problemas de parásitos por lo que se recomienda para dormitorios, salones, y muebles con poco desgaste.
 
Colores: Las hay prácticamente en todas las tonalidades, desde lo más tenue y claro: maple, pino, eucalipto hasta tonos tan oscuros como el ébano. Hay tantos colores como tipos de maderas existen.
 
Técnicas de corte
 
Dependiendo del tipo de corte que se haga, será el tipo de veta y, por lo tanto, el de dibujo que se obtenga, es decir, el efecto visual. A continuación los tres tipos más comunes de cortes:

1.- Corte plano A. Mallado: Es un corte que va del exterior del tronco hacia el centro del mismo logrando un efecto de rayas o líneas rectas.
Corte plano B. Ramerado: aquí el corte es recto a partir de la superficie, pero no se dirige hacia el centro del tronco, es un corte horizontal sobre la superficie del tronco hasta alcanzar el centro del mismo para continuar hacia abajo. Se logra un "efecto de cuevas" de mayor a menor.
2.- Desenrollo: como si se tratase de un rollo que se va desenvolviendo. Va pasando la cuchilla como si de sacar punta a un lápiz se tratase.
3.- Media vuelta: Chapa ancha. Similar a la de desenrollo pero aquí se utiliza para cortar chapa de roble.
Técnicas de juntado de la chapa
 
Una vez que las finas hojas de chapa han sido tratadas para evitar parásitos, resquebrajamiento, etcétera, se procede a su escuadrado con guillotina especial para tener la medida exacta del mueble a recubrir. Entonces se utiliza una máquina llamada "juntadora", su nombre lo dice todo. Se utiliza pegamento de gran calidad, esto es conocido como cara juntada.
 
Efecto visual. La apariencia o las formas de vetas que veremos en el mueble final están determinadas en gran medida por la técnica de corte pero también es muy importante por la forma en cómo es juntada la chapa. Veamos las distintas formas de juntado.

En libro
De todos los juntados éste es el más común. Antes de juntarlas se voltean las hojas de chapa para hacerlas simétricas logrando así un efecto de espejo abierto, o como su nombre indica, de libro abierto.

Veta contrapuesta
Aquí cada hoja de dos es volteada, y se consigue un efecto armónico de las catedrales en las caras juntadas.
En continuo
Se logra un dibujo repetitivo al juntar las hojas sin voltearlas. Aunque se parece al libro abierto éste tiene efecto de espejo mientras que el continuo no. La diferencia es sutil.
Entablillado
Aquí hay un juntado de forma aleatoria. Muy utilizada en maderas como el pino. Por lo tanto no hay un patrón de dibujo definido.
Clasificación de la chapa
 
Está determinada sobre todo por lo que se persigue en cada madera.
 
Plus: Es la mejor, la más cara. No hay defectos en el proceso y la madera es, por decirlo de alguna manera, perfecta.
 
Comercial: Como su nombre indica, es la más utilizada, sus aplicaciones, usos y adaptaciones son varios. Es la que se encuentra con más frecuencia en el mercado.
 
Natural: Aquí veremos maderas más naturales, por lo tanto más variedades de colores, en comparación con la comercial. Sin embargo al ser "más natural" la madera tiende a mostrar más imperfecciones, más nodos. De las tres ésta es la más barata.

Muelles de colchones

En este artículo trataremos un tema muy importante El alma del colchón más vendido en el mundo: el de muelles. El asunto no es baladí si pensamos que pasamos ahí dos tercios de nuestras vidas. Hablemos de los muelles y sus propiedades. Cuando compramos un colchón de este tipo son varios los factores que hay que considerar: número de muelles, calibre del alambre que lo conforma así como el tipo de acero, el número de vueltas de cada resorte, individuales, continuos, etc. en fin, un mundo que intentamos analizar a través de este interesante y útil artículo.
 
Como decíamos, nuestra estrella hoy es el muelle, y aunque parezca simple, hay muchas peculiaridades que precisan observarse con detenimiento, pero antes debemos hacer una división: muelles continuos o individuales

Individuales. Como su nombre lo indica, actúan de manera aislada, existen ciertas conexiones pero en definitiva los movimientos de la persona no afectan la totalidad del colchón, es menos probable que una persona sienta los movimientos de la otra.
Continuos. Hay una continuidad entre ellos y están interconectados entre sí. La ventaja es que la fuerza o la presión se distribuye mejor, el problema es que los movimientos de la persona no son aislados, se reflejan en todo el colchón, entonces, si se duerme con otra persona lo más seguro es que estos movimientos la afecten.
Características de los muelles
 
Ahora sí, entremos de lleno en materia y estudiemos los siguientes aspectos de los muelles del colchón:
 
Características del acero. La calidad del acero empleado se ve reflejada en nuestro descanso, en la duración del colchón y la resistencia del resorte mismo. Algo muy importante es la “recuperación” del muelle, es decir el tiempo que tarda para tomar su forma original después de estar sometido a presión. Para esto es importante que el acero durante su producción haya sido templado, ya sea de forma clásica -por calor- o eléctrica. No todos los fabricantes suelen aplicar recubrimientos plásticos o de esmalte, pero éste sin duda otorgará más vida al colchón al retardar su desgaste y corrosión.
 
Calibre del alambre. Es lógico decir que mientras más grueso sea el alambre, más resistencia -más fuerte- poseerá el muelle, pero el asunto no es tan fácil. Si el alambre es muy grueso vuelve tan duros los muelles que no hay cristiano que se acueste. Si es muy delgado puede resultar igual de insoportable, entonces hay que encontrar el punto medio, y aquí entramos a todo un universo. Una aclaración, cuanto más alto el numero del calibre, más fino es el alambre. Por ejemplo, un calibre de 14 equivale a un alambre de 1,63 mm, mientras que uno de 15,5 equivale a 1,37 mm. Para no liarnos: el calibre típico para los colchones es el de 12,5 que equivale a 1,94 mm.
 
Número de vueltas. El número de vueltas del muelle determina, entre otros factores, la dureza. Con una presión suave el muelle cede fácilmente, pero conforme aumenta el peso el muelle también tiende a crear resistencia, esto es lo ideal. Cuantas más vueltas, mayor firmeza y mejor soporte. ¡Claro, mil vueltas no es sinónimo de excelencia! Los colchones, en promedio, llevan de cinco a ocho vueltas.
 
Número de muelles. Resulta lógico pensar que a mayor número de resortes más calidad porque el peso se distribuye mejor, menos desgaste, etcétera, es una verdad a medias. Es cierto que es importante no reducir cierto número de muelles, pero tampoco hay que sobrepasarlos, como regla general, un colchón se considera firme cuando tiene entre 500 y 800 muelles.
 
Conexión entre los muelles. Esto tiene relación con los muelles continuos, que los tocamos al inicio, pero conviene aclarar algunos detalles, si por cuestión económica no compramos un colchón de muelles enfundados, debemos saber que las conexiones ayudan a repartir el peso y esfuerzo de los muelles, lo que en definitiva repercute en su vida media y calidad de servicio. Es difícil que el fabricante o tienda nos proporcione esta información, pero si la obtenemos daremos un gran paso para decidir en la compra.
 
Aislante y tapizado. Aunque esto no es una característica propia del muelle. Sí influye en su desenvolvimiento a la hora de actuar. Pensemos que en los extremos del muelle se fija el aislante y sobre este la tapicería. Al igual que la conexión entre muelles, el aislante ayuda a repartir la carga evitando que los muelles se claven. Por lo general son de sisal, capa sintética adhesiva con resina, fibra sintética y trenzado de fibra de polipropileno.
 
La tapicería es el refuerzo que ayudará a no sentir los muelles sobre el cuerpo y junto con la carcasa determina la suavidad o dureza del colchón. Suelen ser de espuma de poliuretano, algodón, y últimamente los hay también de látex.
 
Sistemas de muelles
Carcasa compacta o hilo continuo. Esta fabricado con alambre de hierro y atraviesa la estructura haciendo zigzag. Al incluir muelles romboidales se confiere mayor firmeza y rigidez al colchón. Ideal para uso individual porque al estar sus muelles interconectados sucede el problema de movimiento general del colchón, como lo mencionamos en el apartado de “Muelles continuos”.
Bicónicos ó Bonnell anudado. Este es el más antiguo y por lo tanto el más barato. Los muelles parecen reloj de arena. Anudan los extremos, lo que le confiere continuidad –ya hablamos de las ventajas y desventajas de ésta-. Los muelles son de cinco vueltas.
Karr. Aquí los muelles tienen forma de barril. A diferencia del Bonnell éste no está anudado en los extremos. Una de las principales características de este sistema -offset Karr- es que su forma no es totalmente redonda con lo que se reduce la inestabilidad, es decir, si el muelle no baja en vertical perfecta esto se denomina “pandeo”, y con una superficie no totalmente redonda la inestabilidad y tendencia a vencerse se reduce de manera significativa. Estos suelen usarse para los colchones de muelles ensacados.
Offset anudado. Podemos decir que es un Bonnell avanzado con la diferencia de que las secciones superior e inferior poseen una forma cuadrada que se une a los muelles adyacentes lo que proporciona una superficie de descanso uniforme.
Marshall o enfundado. Son muelles enfundados de manera individual, esto proporciona independencia de movimiento, con lo que si se duerme con otra persona nuestros movimientos no la molestan. Estos muelles se enfundan de manera individual con cierta presión que le confiere firmeza. El número de muelles en estos colchones es muy elevado y soportan un alto calibre, es decir un alambre muy fino.

La piel en los tapizados

En esta ocasión nos toca un tema de lujo en toda la extensión de la palabra. Ese recubrimiento de los sofás que, si es de calidad, los hace señoriales y decora la mitad de la estancia donde es instalado. La piel. Hablemos de los tipos principales de pieles que encontramos para los sofás.
 
Pero antes, definamos algunos conceptos claves para entender lo básico de este elegante mundo.

Acabado: es la aplicación que se hace sobre la superficie de la piel para mejorar sus propiedades generales.
Curtido: proceso para convertir el cuero en piel mejorando sus características generales.
Grano: es la parte externa de la piel. Poros, arrugas y demás características que constituyen la textura natural.
Grano Natural: son las características naturales de la superficie de la piel.
Grano Rectificado: es aquella superficie de la piel que ha sido tratada, podría ser la rectificada, aunque casi siempre se habla de la pigmentada.
Piel Anilina: aquella teñida en baño de tintura con nivel variable de penetración de la tintura.
Piel Desflorada: es aquella en la que el grano ha desaparecido por medio de un cilindro abrasivo, usado en el tratamiento de la piel corregida.
Plena Flor: la superficie de la piel no ha sido “tocada” y el grano se presenta tal cual, dándole un aspecto único y diferenciador.
Tipos de pieles
Piel natural o flor.
 
Como su nombre lo indica, es natural. Se pueden observar las picaduras de insectos como los tábanos; cicatrices, arrugas de los dobleces, etcétera. La piel flor será más exclusiva mientras menos “accidentes”, como los antes mencionados, muestre en su superficie. Pero si no presentase ningún defecto hay que sospechar y pensar que se trata de una piel protegida o rectificada. Tiene un aspecto más natural, es más suave, flexible y transpirable (uno no suda al sentarse), buen envejecimiento y ganan con el tiempo si es cuidada e hidratada con regularidad. Sin embargo es más complicado su mantenimiento pues se marca más fácilmente y absorbe más rápidamente las manchas al no llevar protección.
Piel espesorada.
 
Como su nombre lo indica, es espesa, ancha, parte de este grosor es artificial. Por lo que podremos deducir que es más caliente y que transpira menos que la natural. Es uno de los tipos de piel más empleados actualmente en la fabricación de muebles porque el proceso le confiere una superior resistencia frente al desgaste y maltrato del uso diario.


Piel protegida o rectificada.
 
Es aquella con un precio muy razonable sin una sola marca de picadura de insecto, es “lisa” por decirlo de alguna manera, no hay diferencias de tono o grano en su superficie. La mayoría de las pieles utilizadas en tapizados de sofás, son de piel rectificada. Excelentes niveles de resistencia a la luz, a la abrasión, al envejecimiento y a la presión continuada durante el uso cotidiano. Llevan una protección química, que retarda la absorción de las manchas. Son de fácil mantenimiento.
Piel sintética o polipiel.
 
Ésta, al no poseer los poros naturales de la piel, pierde ese poder de transpiración por lo que la persona termina sudando si está un tiempo considerable sobre ella. Se deteriora con más facilidad ya que no se puede nutrir e hidratar como la piel natural, y el tiempo le pasa pronto factura. Por otra parte, es más resistente a cortaduras y malos tratos en general, en detrimento de la confortabilidad y la estética.
Algunos cuidados generales
  • Mantener lejos de las fuentes de calor, al menos 60 centímetros, dependiendo de la intensidad de la fuente
  • Limpiar con paño humedecido en agua, nunca con disolventes o productos similares
  • Para limpiar manchas grasas aplicar un papel absorbente con suavidad, después pasar paño húmedo con jabón neutro no coloreado y muy, muy diluido.
  • Pasar, en las pieles naturales, una crema protectora e hidratante al menos una vez al año.

Decora tu hogar

Al crear un estilo para nuestro hogar, es importante hacer caso de nuestra intuición y gustos personales. Que no te despisten con otras opiniones.
 
Si tienes techos bajos, utiliza muebles largos y bajos. Si la habitación es pequeña, llénala de muebles transparentes: sillas de comedor de hierro forjado y mesas de cristal.
 
Si dispones de grandes vigas en el techo, pinta el espacio entre ellas con una suave sombra color rosa. Conseguirás una sensación de calidez y suavidad.
 
Sácale provecho a tus pasillos, pintándolos de colores que destaquen y le impriman personalidad al espacio.
 
Completa tu loft con un sofá dinámico y elegante que dé al espacio una sensación más liviana, ayudándonos de colores suaves y activos.
 
Consigue en tus habitaciones clásicas un toque contemporáneo con algunas piezas modernas. Eso no está reñido y ofrece un acabado compensado y con un toque más ligero y actual.

Colores de paredes

No todas las viviendas tienen las mismas características ni son igual de luminosas, por ello la pintura de nuestras paredes y techos ayudará a crear ambientes más habitables y a transformar dimensiones.
 
Las habitaciones pequeñas con escasa luz diurna ganan claridad si recurrimos a los tonos claros y cálidos. Si nuestros salones son demasiado cuadrados y queremos alargarlos visualmente, hemos de pintar más oscuras dos de las paredes de cada lado, es decir, que una se encuentre enfrente de la otra, así, obtendremos unos resultados sorprendentes.
 
En el momento de elegir el color, también es importante fijarnos en las tendencias decorativas de nuestra vivienda. Si el estilo es rústico, nos decantaremos por tonos cálidos, naturales, con el sabor de lo auténtico: el recuerdo de la tierra, la madera o la hierba.
 
La gama cromática cálida resulta bastante acogedora para un recibidor, por eso podemos pintarlo en tono melocotón, dorado o rosa coral. Al ser la primera estancia de la casa, debemos conseguir que irradie energía.
 
Si, por el contrario, nuestro hogar es más urbano, los colores más fríos y sencillos deben estar presentes en nuestras estancias.

Sofás camas

Sistemas de apertura
 
Poco se sabe de ellos, sin embargo su funcionalidad es fundamental cuando hablamos de sofás desplegables para utilizarlos además como camas, nos referimos a los sistemas de apertura. Existen diferentes métodos y en este breve y conciso artículo intentamos explicar los tipos que existen y su mecanismo de acción.
 
Analizaremos los sistemas de apertura más comunes y prácticos utilizados en el mercado de muebles.
Extensible o de arrastre: Este sistema se utiliza sobre todo en las camas nido juveniles. En el caso de los sofás consiste en utilizar dos piezas unidas, el asiento y el respaldo. Al extraer la estructura del asiento, arrastra el respaldo quedando las dos partes al mismo nivel en posición horizontal. Muy útiles en segundas viviendas o de alquiler. Su precio es bajo.
Libro o empuje: Como su nombre indica el respaldo y el asiento serían la dos hojas del libro. El respaldo se empuja hacia abajo desplazando el asiento hasta quedar ambos alineados en posición horizontal. Ambas partes se sustentan sobre una base que está siempre en el suelo. El precio de este tipo de sofás es de medio a bajo.
Clic Clac: Podríamos decir que es muy similar al sistema de libro. En este caso el respaldo se abate al liberar un mecanismo que se encarga de mantener el respaldo en posición vertical. Una vez hecho esto, el respaldo llega a su posición horizontal formando junto al asiento el colchón de la cama. Es un tipo de sofá con una gran variedad de precios en el mercado, y los modelos con estructuras de tubo son los más importados de Asia.
Dos pliegues y medio: Es uno de los mecanismos más usados y consta de un sofá con patas y el colchón plegado metido debajo del asiento del sofá como en el italiano. Al tirar de la parte baja de los cojines del asiento se despliegan y aparece el colchón con sus respectivas patas las cuales hay que extender previamente. Hay que quitar los cojines del respaldo, algo menos práctico. El precio es medio.
Italiano: Quizá sea por su calidad y seguridad, que a la larga este sistema otorga gran vida a los componentes y lo hace el más demandado y utilizado en el mercado. Su apertura es cómoda, práctica, rápida y con mínimos esfuerzos. Esto es así debido al sistema que se encuentra oculto bajo los cojines del sofá. La gran ventaja es que no hay que quitar ningún cojín del sofá; se tira del mecanismo desde detrás de los cojines desplegándose la estructura del somier con las patas y el colchón. Una vez desplegada por completo la estructura, los cojines del asiento y el respaldo se quedan plegados debajo de esta estructura con lo que no suponen ningún estorbo a la estética y diseño del sofá. Es el sistema de apertura más demandado del mercado. Los precios los hay de medio a alto nivel, pero bien vale la pena el desembolso.

Separador de contenidos dentado

Encuentre cualquier mueble que esté buscando en nuestras tiendas.
Estamos en Albacete encantados de ayudarle

Muebles Hiloga logo Grupo Intermobil
Las tiendas MUEBLES HILOGA
pertenecen al Grupo Intermobil

Tienda 1
Calle Espoz y Mina, 12
02004 ALBACETE (Albacete)
Teléfono y Fax
967 228 332
E-mail
muebleshiloga@grupointermobil.com

Tienda 2
Calle Arquitecto Carrilero, 71
02004 ALBACETE (Albacete)
Teléfono y Fax
967 233 804
E-mail
muebleshiloga@grupointermobil.com

Horario
L-V: de 10:00 a 13:30 h. y de 17:00 a 21:00 h.
Sáb.: de 10:00 a 13:30 h. y de 18:00 a 21:00 h.